lunes, 23 de abril de 2012

ASTROLOGIA SEXUAL ¨TAURO¨


Astrología Sexual – Descubra las claves de la conquista

TAURO
La mujer de Tauro
Tu personalidad sexual: Sos maternal, acogedora, dulce y romántica, y esperas a un hombre tierno, protector y paciente que, además de sexualidad, te dé la seguridad afectiva que necesitas. Adoras la suavidad, el erotismo y todos los placeres sensuales: aromas deliciosos, comidas exquisitas, la suavidad de la seda, una música  que te haga soñar y las palabras que te envuelvan. Convertís las noches en hechizo de amor y erotismo y transportas a tu pareja al paraíso en un instante, solo necesitas unas gotas de perfume, una textura envolviendo tu cuerpo y las promesas de sus labios ardientes. Como pareja sos noble, fiel y definitiva.

T
ú esperas que tu hombre sea amable y paciente, que te haga el amor según el libro. Te gusta que te hagan sentir satisfecha en el sexo, pero no te gustan las cosas extrañas. Eres una amante dominante y dejas a tu pareja sin aliento. Tienes necesidad de gratificación oral, te gusta recibirla y te gusta darla. Tu mejor pareja sexual: Cáncer, Escorpion, Sagitario, Leo.
Te gustan las cosas kinky: que te chupen los dedos de los pies uno a uno y que te los muerdan.
Una mujer, nacida bajo Tauro, lo ha invitado a una cena a su habitación particular. Ha escogido los vinos más idóneos. Ha hecho una cena excelente. Al conversar usted se dará cuenta de que tiene una voz encantadora (muchas Tauro cantan muy bien). Está usted embelesado con su bata de noche. Y ella le ha encontrado algún atractivo pues de otra forma no estaría ahí. Esté seguro de que lo tratará como se merece. Se da cuenta de que la piel es suave y brillante, bono general de todas las mujeres. Tauro, y su bajo escote revela unos senos rellenos, puesto que la mayor parte de las Tauro son curvilíneas. Más tarde, al bailar, su perfume todavía lo engatusa más. Ha escogido con cuidado el ambiente para esta cita romántica. Toda la velada es producto de un plan bien estudiado. En la recámara, las luces son suaves y las sábanas de seda puesto que las mujeres Tauro tienen una afinidad por la seda, más que por el lino o el algodón.
Trátela con gentileza porque espera que sea amable y paciente con ella y que haga el amor según las reglas. Desea que el sexo la deje complacida, y no te interesan los tratos desacostumbrados. Si usted desea emplear nuevas técnicas, hágalo gradualmente, una vez que ella vaya tornando confianza. Si bien tiene una capacidad tremenda para las expectativas sexuales, está metida en sus casillas y es difícil hacerla cambiar. La mujer Tauro es una amante exigente, de un modo u otro usted deberá entregarse cuando la lleve a la cama. Lo dejará sin aliento. Después de todo, este es el caso donde ella funciona. Todo encuentro tiene la intensidad de una corrida. Recibe con complacencia las señales menores del afecto, un abrazo, un apretón de pompis, un beso pero esto no la mantendrá aplacada largo tiempo.
Su comportamiento en la alcoba es incurable y profundamente romántico. El ambiente debe estar a punto. Le gustan las pieles y quizá quiera hacer el amor sobre una cama cubierta de piel, o bien sobre una piel extendida sobre el suelo. Siempre buscará su lado más seductor. Cuando hace su entrad en la recámara, sin nada puesto, salvo el perfume y las joyas, puede estar seguro de que es e tiempo del celo. Es un tigre que arde con mayor brillo en la alcoba.
Para acrecentar el erotismo, fingirá que resiste, con tal de que usted coopere como un amante desaprensivo, al que no se le puede negar nada; o bien descenderá como un vampiro sobre una víctima dormida. Todo es fingido y se trata de una expresión fuerte y llena de salud de su real pasión.
La mujer Tauro se halla desagrazada entre un impulso sexual tremendo y la necesidad de seguridad. Cuanto más vieja se hace más descuidada se vuelve en su apariencia física. Al principio, la cama tenía sábanas de seda. Ahora lo que la entusiasma es una sábana manchada extendida sobre la arena o sobre un pavimento sucio. Le gustan esos olores del trabajo que emanan del cuerpo del hombre.


El hombre de Tauro: Es un hombre posesivo, protector y sumamente sensual. Bastante inseguro, tiene necesidad de tener para alcanzar su tranquilidad. Esto en todos los sentidos, tanto en lo material como en los sentimientos. Concibe el amor como la posesión del otro, en cuerpo y alma. Su carácter, en general, se muestra tranquilo y apacible. No le gustan las peleas ni las discusiones y suele hacer todo lo posible por conciliar los estados de ánimo. Sin embargo, cuando se enoja es mejor que uno se encuentre lejos, porque, aunque escasos sus arranques de ira son brutales y duraderos.
Su temperamento obstinado  hace que sus decisiones, para bien o para mal, sean definitivas. Cuando se enamora, no ceja hasta conquistar a  quien desea, cuando abandona jamás se arrepiente ni regresa. Su personalidad es como una sólida montaña, majestuosa e inmodificable, que puede dar toda la seguridad del mundo o derrumbarse en un instante. De todos modos, sus sentimientos suelen ser profundos y busca desesperadamente echar raíces y establecerse. Para el, el amor y la familia son sus objetivos más importantes y por eso sueña con encontrar esa mujer suave y sensual que pueda acompañarlo en la aventura de sembrar para el futuro. Tal vez sea un poco celoso y controlador, pero asegura una vida, segura, romántica y armónica.
Sensitivo y entiende los sentimientos de su pareja, lo prefiere suave y con calma. No será tu guía a lo desconocido, pero lo que él hace, lo hace majestuosamente. Este es el hombre al que le fascina el sexo oral y lo hace con todos los detalles, este hombre puede derretir un glaciar!!!! Su zona erógena: muerde suave y apasiónadamente la parte de atrás de su cuello...
El hombre Tauro es el "sex-symbol"  por excelencia. Sus recursos son infinitos y siempre está preparado para todo en cualquier situación. La convivencia en el plano sexual es fácil siempre y cuando se acepte su egoísmo en la cama, pues intentará saciarse él y no será demasiado generoso en caricias. Eso sí, en la cama es muy eficaz, y hará disfrutar a su pareja hasta límites insospechados, pues el orgasmo está garantizado. Suele ser fiel, aunque posee una mentalidad muy machista, se considera el jefe y no va  a dejar que nadie le haga cambiar de opinión

La sensualidad del hombre de Tauro: El busca una mujer con todas las letras: femenina, suave y tenue. Una mujer que use ropa entallada, de texturas adherentes y se maquille y perfume siempre como para una noche de pasión. Por lo tanto, si te enamoraste de un Taurino, arréglate cuanto puedas, sé paciente y espera a que él tome la iniciativa. Tal vez se demore, tal vez te observe por semanas, tal vez te invite más de una vez a salir sin decirte ni una sola palabra de amor. Para él el cortejo es algo serio, como una coreografía en la que cada paso tiene suma importancia. Sus galanteos pueden durar toda la vida, porque para él son parte indisoluble del amor, que es un rito. Lo mismo esperara de vos: sensualidad, coqueteos y erotismo de por vida. Él sueña con noches mágicas, cenando a la luz de las velas, bailando hasta sentirse transportados por la emoción. Su sexualidad es intensa, pero también llena de juegos, texturas y humedades. Sabe disfrutar de los sentidos ya que es un innegable sibarita. A su lado, las experiencias sensoriales no tienen límites y la sensación de seguridad y plenitud tampoco.

Mejores parejas:
Cáncer, Virgo, Capricornio y Piscis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada